Europa invierno 2013 – Carnaval en Köln

Una vez arribados, incluido un gran retraso del tren que nos llevaba desde Bruselas a Köln (Colonia), ya nos esperaban por segunda vez nuestro amigos Sabine y Norbert.  Pasamos una noche tranquila en nuestro hotel, a pesar de que se encontraba en el epicentro del carnaval, aprovechando recuperarme otro poco de mi afección broncopulmonar. Al día siguiente y lunes, festivo, Sabine y Norbert nos recogieron a media mañana para partir nuestra larga jornada de juerga. Norbert es nacido y criado ahí, así es que se conoce el rodaje y lugares de memoria.

p1170793.jpgEl Carnaval de Colonia no comienza en el mes de febrero como todos los demás en ambas latitudes del planeta, sino que en esta ciudad el puntapié inicial del Carnaval se da el 11 de noviembre a las 11.11 de la mañana, anunciando el comienzo de una de las celebraciones más esperadas, aunque sí hay que decir que hasta febrero no se disfruta de la verdadera fiestoca. Este carnaval también es conocido como la “quinta estación del año” en la que se despliegan multitud de colores vivos, carrozas y desfiles que llenan las calles de Colonia de un ambiente increíblemente festivo. A pesar de que el alcohol no sólo se bebe en bares y restaurantes, sino también en la calle, prácticamente no se ven golpizas o violencia. ¡Borrachos sí, por doquier!

Nosotros llegamos justo para estar el día cumbre que es el “Rosenmontag” (lunes de rosas), cuando todo el mundo se disfraza y se lanza a la calle a acompañar a los desfiles que recorrerán el corazón de la ciudad. Desde las carrozas se tiran dulces y chocolates, confeti que llenará el cielo de colores y canciones carnavalescas bajo un lema único “Kölle Alaaf”, que viene a decir que “Colonia es de todos” en el antiguo idioma local, el Kölsch. Para que nos lancen caramelos desde las carrozas, utilizamos las palabras mágicas “¡Kamelle! Kamelle!”. Ahí estuvimos un buen rato en medio del paso de carrozas, antes de iniciar nuestro deambular de bar en bar…

Pues bien, una vez que nos aburrimos de las carrozas, Norbert nos comenzó a guiar a pie y en parte en Metro, de un bar a otro, de una empresa cervecera a otra. Aquí se produce una especie de estado de excepción de la felicidad. No hay sitio para pensamientos negativos y toda una ciudad celebra durante seis días y este lunes, es el climax. Cada cervecería se convierte en una auténtica pista de baile donde no sólo se disfruta con los amigos propios, sino con extraños, bailando, cantando y bebiendo Kölsch (la cerveza típica de Colonia). Terminamos bastante tarde en la noche, algo entonados. ¡Pero nos divertimos mucho!

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s